días de periodismo

Mi breve encuentro con Moria Casán

Estaba en Buenos Aires, a fines de abril de 1992, cuando vi el anuncio de la obra teatral “Brujas” y que – entre sus protagonistas, todas ellas destacadas actrices argentinas- estaba Graciela Duffau y quise entrevistarla. Y no precisamente porque fuera la más importante del elenco- que incluía nombres como Susana Campos, Nora Cárpena, Thelma Tixou y Moria Casán- sino porque conocía a la Duffau pues había pasado una temporada actuando en Lima.

El Teatro Ateneo estaba a la vuelta de la esquina del Hotel Regente, donde yo estaba alojado, y antes de ingresar a la sala le hice llegar a Graciela Duffau mi tarjeta pidiéndole que, al término de la función, me concediera una entrevista para El Comercio. A la persona que le entregó el mensaje, la actriz no le dio ninguna respuesta para mi. Sin embargo, decidí esperarla en el lobby del teatro.
Una a una iban saliendo las actrices y las dejé pasar. Sin embargo, cuando vi aparecer a Moria Casán, derrochando glamour y mostrando su cuerpo escultural dentro de llamativa vestimenta, no pude dejar de acercarme a ella y le dije: “Moria, no todos los orientales lo tenemos chiquito y no terminamos después de un par de uh,uh”. La compañera de Susana Gimenez, Jorge Porcel y Alberto Olmedo en tantas picarescas películas, soltó una carcajada y comentó: “Pero…¿usted habla español”
Sucede que en “Brujas”, Moria Casán encarna a una prostituta de lujo que, en una reunión con sus amigas de infancia que tienen otras profesiones, ella cuenta algunas de las experiencias que ha vivido con sus clientes. La actriz dijo que me había visto, sentado en la primera fila, y que cuando decía esa parte de sus parlamentos se preguntaba si yo lo estaba entendiendo todo.
Moria me comentó que era extraño ver orientales entre el público que asiste al teatro y que, por eso, ella suponía que yo era algún turista japonés. No se imaginan ustedes cómo me hubiese gustado conversar largo y tendido con Moria, pero pensé que no sería justo que, cuando apareciese la Duffau, tuviera que cortar la entrevista con la actriz que -pasados diez años- siento que dejó en mi una grata impresión por su sencillez y simpatía.
¿Y saben lo triste de esta historia? Cuando salió Graciela Duffau, que fue la última de las actrices en abandonar el local, me dijo que no podía atenderme porque tenía una comida con un embajador y que la llamara al día siguiente a su casa y me dio su número telefónico. Al día siguiente la llamé varias veces y nunca me contestó.
A propósito de “Brujas”, Osvaldo Cattone la produjo y dirigió después en el Teatro Marsano contando con el siguiente elenco: Yvonne Frayssinet, Ana María Jordán, Pilar Brescia, Mirna Bracamonte e Irma Ferrazzi. En el segundo año de exitosas representaciones, Regina Alcóver reemplazó a Yvonne; Meche Solaeche a Ana María; y, finalmente, Sonia Oquendo y Teddy Guzmán -en diferentes momentos- desempeñaron el papel que tuvo la Ferrazzi.
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com