días de periodismo

Yvonne de Carlo en Lima

Gracias a que perdió la conexión que debía hacer en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, debido a que el avión que la trajo de Buenos Aires llegó retrasado y esto le impidió tomar el que debió llevarla a Los Angeles, la actriz Yvonne de Carlo se quedó un día en Lima y descubrió encantada que la vieja serie “Los Munsters” le ha devuelto la popularidad  que disfrutó hace algunos años aunque ahora, en lugar de adultos, son los niños los que la adoran.

Observándola mientras atiende a un pequeño grupo de escolares que se ha acercado hasta el Hotel Sheraton, para saludarla y entregarle una rosa roja, advierto con cierta tristeza que de aquella Yvonne de Carlo hermosa y frágil de “La Canción de Sherezade” o “Los Diez Mandamientos” poco queda. Además, la actriz (Peggy Yvonne Middleton, nacida el 1° de setiembre de 1922 en Vancouver, Canadá, según su pasaporte) se ha dejado vencer por la gordura.
“Acabo de filmar con John Gavin en Buenos Aires “La Casa de las Sombras”, que es co-producida por un compatriota tuyo: Ricky Torres Tudela. Me ha encantado hacer esta película porque tengo un rol muy dramático y lo único que puedo adelantar es que al final enloquezco. Como la historia trascurre en la década de los años 30, me permite lucir un elegante vestuario. Lo único que no me gustó de Argentina fue la comida”, dice luego de despedirse de los niños.
Protagonista de unas sesenta películas desde que iniciara su carrera en “This gun for hire”, en 1942, para Paramount, Yvonne de Carlo guarda, sin embargo, los recuerdos más gratos de la época en que hizo la serie “Los Munsters”, en la que tenía el papel de Lily, una descendiente de Drácula y esposa de Herman (Fred Gwynne), quien era a su vez descendiente de Frankenstein. Esta serie duró cinco temporadas y llegaron a filmarse 72 capítulos.
Aunque no lo dijo, es posible que su trabajo en “Los Munsters” le sirviera para olvidar un poco los graves problemas que enfrentaba en su hogar pues, por aquellos años, su esposo Robert Morgan, quien era “doble” especializado en hacer las escenas más peligrosas en las filmaciones, sufrió un gravísimo accidente durante el rodaje de “La Conquista del Oeste”, sufrió una caída y fue arrollado por un tren. Morgan quedó deforme y debieron amputarle una pierna.
“Nos divorciamos el año pasado, después de veinte años de matrimonio y no he pensado en volver a casarme. Tengo dos hijos: Bruce, que tiene 19 años y está estudiando cine, y espero que algún día me dirija en alguna película; y Michael, que tiene 18 y ha resultado ser un buen compositor”, cuenta y cuando habla de sus hijos sus ojos azules recobran algo del brillo que hace años eran parte de aquella hermosa y escultural figura que aún conservamos en nuestras retinas.
Yvonne de Carlo se describe como una comediante aunque, por ironía del destino, la mayor parte de su filmografía la presenta en papeles dramáticos. Es por eso que opina que “un comediante puede ser un buen trágico y, por lo contrario, un trágico no puede ser un buen comediante”. Y para reforzar esta conclusión, señala que aunque ha tenido la oportunidad de ser aplaudida en comedias como “Problema Mundial”, el público la recuerda más como la Sephora de “Los Diez Mandamientos”.
Adelanta que al retornar a los Estados Unidos descansará unas semanas pues está bastante agotada y que luego, posiblemente, cumpla una temporada en algún Dinner Theatre donde el público puede apreciar una pieza teatral mientras come, por el pago de 12 dólares. Y al dar por cuncluida la entrevista, la actriz que actuó al lado de Burt Lancaster, Charlton Heston, Gary Cooper, etc. nos pide que no dejemos de ver “La Casa de las Sombras”, cuando llegue a nuestro país.
Pero, aunque no dimos a conocer nuestro pensamiento, creemos que no la veremos porque deseamos conservar siempre dos gratos recuerdos: aquella Yvonne de Carlo de “La Canción de Sherezade” o “Salomé” de los años cincuenta, y la Yvonne de Carlo que hizo toda una creación de su papel de Lily en “Los Munsters” donde, a pesar del maquillaje “terrorífico”, seguía apreciándose gran parte de esa belleza que la hizo una gran favorita del público mundial.
Nota.- Esta entrevista la publiqué el 7 de mayo de 1976 en la revista “7 Días del Perú y del Mundo”, del diario “La Prensa”. La actriz falleció el 8 de enero de 2007, a los 84 años de edad.
Yvonne de Carlo y yo en el Hotel Sheraton.
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com