días de periodismo

David Suárez, compositor criollo

Luciano Huambachano, Lucas Borja, David Suárez y Máximo Bravo (de izq. a der.)

Todo el mundo conoce, canta, baila y se jaranea con sus valses, tales como “El Interés” (…”es el oro el que ablanda corazones, porque soy pobre y humilde como soy…) o “La Pescadora” (…”a lo lejos de la playa se divisa a una linda pescadora que se baña”…) o ha dado serenatas interpretando a viva voz “En tu Día” (…”en el silencio de esta hermosa noche”…) o “Dichoso Amanecer” (…”feliz te reciba el año”…)

Sin embargo, poquísimos son los peruanos que saben que el compositor de estos populares temas de nuestro cancionero criollo se llama David Armando Suárez Gavidia y que, aunque ustedes no lo crean, no recibe ni un centavo por concepto de regalías correspondientes al derecho de autor. Y eso que sus canciones han sido grabadas por “Fiesta Criolla”, la “Peña Criolla de Pepe Torres”, “Los Romanceros Criollos” y muchísimos cantantes.

Suárez, quien cumplirá 78 años el 29 de diciembre próximo, expresó a LA PRENSA: “Yo necesito un auxilio, que se me reconozcan mis derechos, porque no quiero pedir limosna después de haber escrito música para mi patria. Mi situación es tan apremiante que a veces no tengo ni para comer. Pero…¡qué voy a hacer! Así es la vida. Yo quisiera haber tenido la suerte de otros que han podido lucrar con la canción”.

El compositor, que nació en el Callejón Pardo de la calle La Confianza, en los Barrios Altos, recuerda que hace como treinta años atrás, Sono Radio le pagaba sus regalías pero que luego, cuando se creó la sociedad de compositores, dejó de percibirlas. Las etiquetas
de los discos dejaron de mencionar su nombre y lo reemplazaron con un simple D.R. (Derechos Reservados) y en los registros de la APDAYC desapareció su inscripción.

“Yo soy socio fundador de la institución y era el socio número 18. Sin embargo, ahora resulta que soy el socio número mil 500. No sé quién habrá sido pero, sin duda, alguien de anteriores administraciones ha borrado mi inscripción original y ha puesto en mi lugar a otra persona”, informa Suárez, quien supo de la música criolla desde pequeño pues el restaurante “Siglo XX”, que su padre poseía en
Orejuela (hoy Jirón Ica) se convertía en una verdadera peña criolla después de las 9 de la noche.

Pero el viejo compositor confía en que las cosas se aclararán. “Al menos, Pedro Pacheco (actual presidente de la APDAYC) me ha reconocido como compositor fundador y hace algunos meses dispuso que me entregaran 20 mil soles. Pero ahora que el sol vale cuatro centavos, comprando una cosa aquí y comprando otra allá, al día siguiente ya estaba otra vez sin una peseta. Mi pensión de jubilado no es un sustento para como está la vida”, confiesa el viejo amigo de Leonidas Yerovi.

Suárez dice que muchos amigos lo animan a pelear por sus derechos pero que, como él prefiere amigos que enemigos, busca una solución pacífica a sus problemas.”Claro que aunque mis canciones las hice por amor al arte, si hoy todos ganan con la música, que me den algo”, agrega el viejo limeño que escribió su primer vals, “La Pescadora”, cuando tenía apenas 16 años de edad. Poco después escribió “El Interés”. El compositor tiene registrados todos sus temas en la Biblioteca Nacional.

Sobre su vida privada, Suárez cuenta que sus hijos están en Estados Unidos y que “mi única alegría es que sean felices”. Recuerda
que Felipe Pinglo fue su compadre porque “tuve, como todo muchacho, un compromiso y Pinglo fue padrino de ese hijo”. Sostiene que ” Dios me conserva en esta vida, porque soy buen cristiano. Si yo no me persigno, no me levanto de mi cama. Así es todos los días”.

Nota.- Esta entrevista la publiqué el 27 de noviembre de 1978 en LA PRENSA.

Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com