días de periodismo

Tiene responsabilidad moral

Aunque Beto Ortiz trate de lavarse las manos, sosteniendo que el programa que conduce no tiene ningún tipo de responsabilidad en el asesinato de Ruth Thalía Sayas, la primera concursante que aceptó revelar sus secretos más íntimos a todo el país a cambio de la posibilidad de ganar dinero, lo cierto es que “El Valor de la Verdad” sí tiene algo de responsabilidad en este desdichado caso. El periodista no puede argumentar que los únicos culpables son los asesinos, porque no se puede negar que el programa influyó indirectamente en la comisión del grave delito y, por lo tanto, tiene responsabilidad moral.

Porque si ella no hubiese revelado que tuvo sexo con otros hombres a cambio de dinero delante de Bryan Romero, el joven al que presentó ante las cámaras como su novio o enamorado y al que, desde el día siguiente de la transmisión del programa, comenzaron a gritarle “Cachudo” por donde iba conduciendo su mototaxi, la muchacha estaría viva y planeando qué hacer con los 15 mil soles ganados para mejorar su humilde existencia. Ruth era muy joven, apenas tenía 19 años, y, desgraciadamente, ese dinero hizo que su vida se extinguiera tempranamente.

Ella estaría viva si no se hubiese prestado a responder las preguntas de Ortiz quien, en el afán de obtener mayor ráting, le gusta escarbar- tal como hacen los perros y gatos en la basura- y por esa razón se ve obligado a tratar de extraer respuestas que provoquen escándalo, que produzcan shock, recurriendo a preguntas que exciten las pasiones malsanas. “El Valor de la Verdad” solo busca despertar la morbosidad de la teleplatea y es una lástima porque el conductor del programa, que es periodista, conoce muy bien que la televisión entra a los hogares sin tocar la puerta y que,mal usada, puede dañar las mentes y los corazones de la gente.

A Beto Ortiz habría que exigirle algo de ética y que reconozca que su programa si tiene algo de responsabilidad ante lo que ha sucedido. Romero ha dicho que, a pesar que ya había terminado la relación con Ruth, accedió a presentarse como su novio a cambio de dinero (Ruth se lo habría ofrecido) y la promesa de conseguirle un trabajo mejor (oferta de Ortiz). Lo único que obtuvo de su presentación en el programa fue que todo el mundo lo llamara “cachudo”. Con todo lo dicho queda establecido que el programa no tiene nada de positivo y habría que preguntarse de qué manera y en qué medida ha afectado a los que participaron en él.

Recordemos que, tras su presentación en “El Valor de la Verdad”, Lucía de la Cruz terminó enemistándose con Sussy Díaz y Bartola. Asimismo, el  ex-soldado -que contó sobre las carencias que padecen los militares que combaten el terrorismo en la selva fue tildado  de “traidor” por un periodista radial Al parecer solo la vedette y ex-congresista es la única que ha participado en el programa y, aunque no ganó el premio, resultó beneficiada: dicen que tendrá su propio programa. ¿Más de lo mismo?

Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com