días de periodismo

Fue un magnífico comienzo

orquesta
Anoche el Gran Teatro Nacional, el nuevo y elegante escenario cultural con que cuenta Lima, fue elegido por la Sociedad Filarmónica de Lima para inaugurar su Temporada 2013 y lo hizo ofreciendo el primer concierto de su Ciclo Sinfónico. El público disfrutó de una noche maravillosa, gracias a la actuación de la Orquesta Sinfónica Nacional de Lituania, que nos visita por primera vez, y a la participación especial de la pianista china Xiayin Wang.

¿Esto significa que la Filarmónica se aleja del Auditorio Santa Ursula?, se preguntará usted. Pues, no. Sucede que, la temporada está dividida en un Ciclo Sinfónico, que incluirá la participación de grandes orquestas sinfónicas y se realizará en el Teatro Nacional y la Temporada de Abono- que abarcará la presentación de destacados solistas, dúos. tríos, cuartetos y orquestas de cámara- seguirá en el Santa Ursula.

Hecha la aclaración, este simple aficionado a la música clásica, culta o seria- como ustedes quieran calificarla- les comentará que el programa fue muy bien seleccionado por el director Vladimir Lande, como para satisfacer a la gran mayoría :la Obertura de “Rosamunda” de Franz Schubert, el Concierto para piano y orquesta en sol mayor de Maurice Ravel y la Sinfonía N° 5 de Dmitri Dmitrievich Shostakovich.

La tres obras son bastante conocidas y sonaron con una perfección que solo dan los disciplinados, fuertes y constantes ensayos, bajo una estricta dirección. Qué hermoso y brillante sonido pudo apreciarse en la interpretación de cada una de las obras. La pianista Xiayin Wang confirmó que todo lo que se comenta sobre su talento no es exagerado. Superó con creces las dificultades de la obra de Ravel.

En la segunda parte del programa, la Orquesta Sinfónica Nacional de Lituania hizo que, mientras interpretaba la Sinfonía N° 5 de Shostakovich, sus diferentes pasajes nos parecieran ideales para películas de suspenso tipo Hitchcock, de acción a lo 007, comedias, etc.; y fue entonces que recordamos que el compositor hizo mucha música para el cine de su país, entre ellas “Hamlet” de Kozintsev.

Y pensar que este músico talentoso fue tan odiado por Stalin, posiblemente porque a Shostakovich no le interesaba la política, que escribió una nota en el diario Pravda diciendo que una de sus obras – “Lady Macbeth de Mtsensk”- era una muestra de “esnobismo antipopular, pornofonía y formalismo” y hasta llegó al extremo de calificarlo de ser un “enemigo del pueblo”.

( Esta nota solo es producto del entusiasmo de un, repito, un simple aficionado; y ahora no dejen de leer la crítica autorizada de José Quezada Macchiavello en El Comercio)

Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com