días de periodismo

“Los Dávalos” en el recuerdo

“Aunque era un criollo bohemio, que tocaba la guitarra y cantaba, mi padre nunca quiso que José y yo nos dedicáramos a la vida artística. Era un viejo muy especial. Murió a los 51 años. Recuerdo que cuando formamos el trío “Los Chamacos”, con Guillermo Ramos Goyzueta, y estábamos por debutar en el Teatro Fénix, que está en la calle Morán de la ciudad de Arequipa, mi hermano me dijo: “Mira, ahí está papá”. Pero después lo vimos abandonar la sala y cuando regresamos a casa, no nos dijo nada”, recuerda Víctor Dávalos.

En esa época el popular cantante arequipeño tenía 15 años y su hermano José tres años más. Le gustaba la música tal como hoy y no desperdiciaba la oportunidad de trabajar también con diferentes orquestas, tales como la de Roberto Ballón Vargas o la de los Hermanos Contreras. “Cantaba, tocaba las tumbas o las maracas y quizás por mis cataratas congénitas (hasta la fecha me han operado siete veces) no me dediqué a estudiar y forjarme otra profesión”, agrega el artista que radica desde hace 21 años en Lima.

Hasta que llegó un momento en que los Dávalos decidieron cantar exclusivamente música peruana y así surgió a la popularidad el dúo que precisamente este mes cumple sus Bodas de Plata Artísticas. Y este importanrte aniversario los sorprende cuando Víctor actúa como solista y José se defiende con el trío “Los Sinchis del Peru”. “Actuamos separadamente porque en la actualidad lo que gana un dúo lo puede ganar un solista y solo cuando algún empresario nos busca volvemos a unir nuestras voces”, aclara.

Desde su triunfo en el Festival de Amancaes en 1954 y la conquista del trofeo Inca, que otorgaba la desaparecida Acirate (Asociación de Críticos de Radio y Teatro) en el mismo año, “Los Dávalos” iniciaron una ascendente carrera. Grabaron ocho long-plays para Sono Radio y otros tres para Virrey. En sus actuaciones contaron con el respaldo de destacados guitarristas como Rafael Amaranto (1955) y Alvaro Pérez (1960). Pero hubo un largo periodo en el que el dúo no se dejó escuchar en vivo, porque – por problemas siquicos- Víctor perdió la voz.

“El doctor Manuel Loli me trató y me dijo que con el tiempo recuperaría la recuperaría y así sucedió. Pero habían pasado catorce meses y José se había dedicado a cantar con Eloísa Angulo. Esto sucedió en 1963”, recuerda el cantante que nació en Alto de la Luna, una callecita unida al barrio popular y tradicional de la Casa Rosada, sede del Club Piérola. Desde esa época no se ha vuelto a repetir la anormalidad mencionada y Víctor ha podido seguir cumpliendo sus múltiples compromisos que, incluso, lo han llevado hasta los Estados Unidos.

El cantante arequipeño que, cuando se le pregunta si escribe canciones, contesta “no compongo ni una silla”. Sin embargo, acepta tener cierta facilidad para hacer arreglos y que en 1973 hizo triunfar el vals “Noche”, que escribió su suegro. Víctor Dávalos está casado con una dama arequipeña y tienen cinco hijos, cuyas edades oscilan entre los 8 y 18 años. Entre los proyectos profesionales, adelanta, está la grabación de un long-play haciendo dúo con Jesús Vásquez, ya que un 45 rpm que hicieran con “Celaje” y Blanca Luz” tuvo muy buena aceptación.

Nota.- Esta entrevista la publiqué en La Prensa el sábado 22 de marzo de 1975. José Dávalos falleció el 22 de agosto de 2002, víctima de un infarto cardiaco, en Nueva York, donde residió mucho tiempo. Tenía 79 años de edad. Sus restos mortales descansan desde hace unos días en el mausoleo que la Beneficencia Pública y el Gobierno Regional de Arequipa han erigido en el Cementerio General de La Apacheta, en la Ciudad Blanca. Víctor Dávalos, que ya tiene 85 años, disfruta desde el 2010 de una pensión de gracia.

Los Dávalos“Los Dávalos”, el celebrado dúo arequipeño que formaron Víctor y José Dávalos”.

Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com