días de periodismo

Bogart en el recuerdo

Como les conté alguna vez, ahora que soy un jubilado me he dedicado a ver películas antiguas. Acabo de ver “Del destino nadie huye” (The left hand of God), un drama en el que Humphrey Bogart es un piloto estadounidense que, tras sobrevivir al ser derribado su avión, se hace pasar por un sacerdote católico en la China de la Segunda Guerra Mundial. Es así como conoce y se enamora de una voluntaria que labora en una misión, personaje que es interpretado por Gene Tierney. Francamente, la película de Edward Dmytryk, no es gran cosa, pero me permitió recordar algo que leí, hace mucho tiempo, sobre Bogart.

Raoul Walsh lo había dirigido en cuatro películas- “La pasión manda” (They drive by night), “Héroes olvidados” (The Roaring Twenties), “Sin conciencia” (The enforcer) y “El último refugio” (High Sierra)- y eran amigos íntimos. Un día que el actor se sintió muy mal, Walsh le aconsejó que fuera a ver a un médico y Bogart le pidió que lo acompañara. El director recordó el episodio más o menos con estas palabras: “El médico lo revisó, le hizo algunos exámenes y cuando conoció los resultados, me miró a los ojos y yo entendí. Como conocía muy bien a Bogart, le dije al doctor: “No le oculte nada”. Y, entonces, le dijo la verdad.

La última noche de 1956, Raoul Walsh fue invitado a casa de los Bogart y, durante la cena, el actor le confesó a su esposa, Lauren Bacall, que se estaba muriendo a causa de un cáncer. Y es que, según había ido creciendo su fama, aumentaron también las cantidades de alcohol y cigarrillos que consumía, En veintiséis años de cine, protagonizó unas setenta películas. Entre ellas destacan “Casablanca”, “La reina africana”, “El motín del Caine”, “El tesoro de la Sierra Madre”, “Angeles con caras sucias”, “El halcón maltés”, “Sabrina”, “La condesa descalza”, “Horas desesperadas” y “Requiem para un peso pesado”.

Según Walsh, Humphrey Bogart fue un hombre valiente, que aceptó con serenidad lo que le deparaba el destino y del que no podía huir- como señala el título del film que aprecié hace pocas horas- y falleció el 14 de enero de 1957. Le sobreviven su viuda, Lauren Bacall, y sus hijos Stephen y Leslie. Antes de vivir una etapa feliz con la Bacall, Bogart estuvo casado anteriormente con las también actrices Helen Mencken, Mary Phillips, y Mayo Methot. Esta última fue la que lo hizo sufrir mucho a causa de sus celos exagerados que causaron un tormentoso matrimonio.

Raoul Walsh con Humphrey BogartHumphrey Bogart y su amigo íntimo, el director Raoul Walsh

Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com