días de periodismo

La visita de Irina Demich

A diferencia de hoy que prefiere invitar a los periodistas latinoamericanos a un determinado país, generalmente México, para que asistan a una conferencia de prensa con algún actor o director; antes los grandes estudios acostumbraban programar la visita a nuestros países de alguno de los protagonistas para promover sus películas. Probablemente, lo que se busca ahora es evitar el cansancio de las estrellas que tenían que estar subiendo y bajando de aviones, abriendo y cerrando males, durmiendo cada dos días en diferentes hoteles y comiendo las exquisiteces culinarias que les ofrecía cada país y que muchas veces no les caían bien a sus estómagos. Además, hay que considerar que hay figuras del cine que apenas terminan una película se embarcan en el rodaje de otra.

Para promover el estreno de “El día más largo del siglo” (The longest day), nos visitó la hermosa Irina Demich en 1963. La 20th Century Fox le había organizado una gira latinoamericana que la llevó a México, Venezuela, Perú, Chile y Argentina. Es muy posible que, por más joven que fuera, ella terminara cansadísima, tras esta gira relámpago. Me acordé de esta belleza al encontrar una foto captada durante un almuerzo en el restaurante “Rosita Ríos”, que funcionaba en el Rímac. Estábamos departiendo gratamente con Irina y otra belleza, que creo era su intérprete, mi gran colega Fernando Flórez Araoz y yo, cuando un reportero gráfico nos dijo que iba a tomar una foto. Al ver esto, Víctor Orzero, otro destacado periodista, ya desaparecido, se metió en el grupo “robando cámara”
Además de hermosa y escultural, Irina Demich era una mujer joven. alegre, locuaz y de trato sencillo. Creo que todos los periodistas quedamos enamorados de ella, tal como lo estaba Darryl F. Zanuck, el poderoso ejecutivo de la Fox con la que mantenía una relación sentimental. Antes de que éste la conociese en París, ella era una cotizada modelo que laboraba para Christian Dior y Givenchy. Cuando se iba a filmar “El día más largo del siglo”, que narra todo lo que aconteció poco antes de llevarse a cabo el desembarco aliado en Normandía, conocido como el “Día D”,  Zanuck se acordó de ella y le ofreció el único rol femenino importante dentro de un elenco mayoritariamente masculino.
Porque, si bien aparecen brevemente Arletty y otras actrices, el papel de Janine Boitard- que se le dio a pesar de su inexperiencia histriónica- la hizo destacar nítidamente entre tantos varones como John Wayne, Robert Mitchum, Henry Fonda, Richard Burton, Sean Connery, Rod Steiger, Curd Jurgens, Paul Anka, Sal Mineo, etc. La Boitard fue miembro destacado de la resistencia francesa y, gracias a su valor e inteligencia, 67 aviadores aliados se salvaron de morir. Ella es reconocida, con justicia, como la gran heroína en Francia. Irina contó que había tenido la oportunidad de conocerla y conversar sobre el episodio que protagonizó en la vida real y que es incluído en “El día más largo del siglo”.
Qué cosa curiosa, al revisar mis datos, para elaborar esta nota advertí que Irina Demich nació y murió en octubre y que es, precisamente, el mes del año en el que nos encontramos. ¡Qué coincidencia! Se llamaba en realidad Yrena Alexandrovina Dziemiach y había nacido el 16 de octubre de 1936 en Francia, siendo hija de un matrimonio ruso, y falleció el 8 de octubre de 2004. Además de la cinta que motivó su visita a Lima, protagonizó “La visita” al lado de Ingrid Bergman y Anthony Quinn, “Aquellos magníficos hombres y sus máquinas voladoras” (hizo siete personajes diferentes), “Prudencia y la píldora” con Deborah Kerr, “El clan de los sicilianos” con Jean Gabin y Alain Delon, “Dos caminos al infierno” con Clift Robertson, “Goya”, etc.
Irina Demich 1963
Alfredo Kato, Irina Demich, Fernando Flórez Araoz, la bella intérprete, Víctor Orzero, el “roba cámara” y Francisco Otiniano (“Rosita Río”, 1963). Lamentablemente, la actriz y mis colegas Orzero y Otiniano han desaparecido.
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com