días de periodismo

Nos dejó Amparo Rivelles

Se llamaba en realidad María del Amparo Rivelles Ladrón de Guevara pero los aficionados al cine y la televisión la conocían como Amparo Rivelles. Sus abuelos fueron los actores José Rivelles y Amparo Guillén y sus padres fueron Rafael Rivelles y María Fernanda Ladrón de Guevara, también actores. De tal manera que no resulta extraño que ella fuera actriz. Además, su medio hermano Carlos Larrañaga fue actor y,asimismo, sus sobrinos Amparo Larrañaga y Luis Merlo, también lo son.
Amparo Rivelles, quien debutara en el teatro a los 14 años de edad y a los 16 hiciera su primera aparición en la pantalla gigante, falleció el jueves en el Hospital Fundación Jiménez Díaz de la capital española a los 88 años de edad. Comenzó en la compañía teatral de su madre, siendo una niña, en la comedia “Siete hermanas” de Leandro Navarro. Su talento y belleza adolescente hicieron que el cine se interesara en ella y fuese lanzada en “Mari Juana”, que dirigió Armando Vidal por encargo de la productora Cifesa.
Protagonizó como veinte películas en su patria, siendo premiada como mejor actriz por “La fe” de Rafael Ruiz y “Fuenteovejuna” de Antonio Román.  En 1957 viajó a México para cumplir un compromiso teatral y fue tal la aceptación y el cariño que le prodigó el público, que se quedó 24 años haciendo no solo teatro, sino también cine y telenovelas. Pero un día de 1982 fue llamada por la Televisión Española para protagonizar la miniserie “Los gozos y las sombras”, basada en la trilogía literaria de Gonzalo Torrente Ballester.
Y no se pudo negar porque otro de los protagonistas principales era su hermano por parte de madre, Carlos Larrañaga (murió el año pasado). La miniserie fue un éxito y no solo en España. Aquí, en el Perú, la transmitió el Canal 4 y gustó tanto que hay todavía viejos televidentes que la recuerdan y reclaman sus reposición. “Los gozos y las sombras” se basó en las siguientes obras de Torrente Ballester: “El señor llega”, “Donde da la vuelta el aire” y “La pascua triste”, editadas entre 1957 y 1962.
El gran suceso que obtuvo la miniserie, la crítica la aplaudió y el público le dio un buen rating, parece que influyó en su decisión de retornar definitivamente a la patria. Continuó haciendo cine y conquistó el Premio Goya en 1986. Asimismo, no dejaron de reconocer su talento histriónico en las tablas y recibió premios como el III Premio Nacional Pepe Isbert, el Lope de Vega, el Miguel Mihura, la Medalla de Oro de Bellas Artes, el Ercilla, etc.

Amparo Rivelles nunca se casó pero, cuando tenía 26 años de edad, tuvo una hija a la que bautizó María Fernanda, como la abuela. Sobre este hecho alguna vez declaró lo siguiente: “Tuve suerte, claro, porque aquí en México nunca recibí un desprecio ni nadie me miró con mala cara. Al contrario, todo el mundo me paraba por la calle y me decía ¡Ay, Amparito, nos han dicho que tiene usted una niña preciosa, ¿cómo se llama?”, La actriz tenía 49 años cuando se convirtió en abuela.
Entre las telenovelas mexicanas que protagonizó están “La tormenta”, “Doña Macabra”, “Anita de Montemar”, “Pasiones encendidas”, “La hiena”, etc.; y de las películas se recuerdan “Presagio”, “Los problemas de mamá”, “El esqueleto de la señora morales”, “El juicio de los hijos”, Ah, estaba olvidando que filmó bajo la dirección de Orson Welles la versión española de  “Mr. Arkadian”.
isabel la catolica en alba de america
                                Amparo Rivelles encarna a la reina  Isabel, la Católica en “Alba de América”, filmada en 1952.
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com