días de periodismo

Siguen haciendo reír

En la época en que era un adolescente, me encantaba asistir al Cine Metro- siempre a la localidad de Balcón, porque era la único que me permitía la propina semanal – e iba temprano para no perderme el corto de “Tom y Jerry”. Y parece que muchos asistían guiados por la misma idea porque, cuando llegaba a la Plaza San Martín, donde estaba ubicada la sala cinematográfica, ya había una cola más o menos larga.

Y de tanto verlos llegué a familiarizarme con los nombres del productor Fred Quimby y de los directores William Hanna y Joseph Barbera. Estos últimos se conocieron en 1939, en el estudio de dibujos animados de la Metro-Goldwyn-Mayer, y congeniaron tanto que crearon a sus célebres personajes Tom y Jerry.
Los rasgos del gato y el ratón tuvieron sus orígenes en el corto “Puss gets the boot”, que realizaron en 1940. Según iban produciéndolos, los personajes iban adquiriendo apariencia más agradables y haciéndose cada vez más simpáticos. Durante diecisiete años llegaron a realizar 114 cortos de “Tom y Jerry”.
De los que hicieron entre 1943 y 1953, siete conquistaron el Oscar al mejor dibujo animado. Sin embargo, los trofeos fueron a caer en manos del productor Quimby, quien no estaba envuelto en ninguna etapa de la creación de los mismos, ya que Hanna y Barbera era los que escribían los libretos y dirigían un equipo de dibujantes.
Cuando la MGM cerró el estudio de dibujos animados en 1957, la pareja de creadores se dedicó a hacer comerciales animados para la televisión. Hasta que el director George Sidney, quien había apelado a su talento en “Leven Anclas”, donde Gene Kelly baila con Jerry, y en “La Hija de Neptuno”, en la que Esther Williams nada con Tom y Jerry, les propuso un negocio.
El realizador de tantos musicales y filmes de espadachines los animó a asociarse con él y con Screen Gems, subsidiaria de la Columbia Pictures, para volver a los cortos de dibujos animados. Fue así como nacieron “Los Picapiedras”, el “Oso Yogi”, “Huckleberry Hound”, “Don Gato y su Pandilla”, “Los Jetson”, “Johnny Quest”, “La Hormiguita Atómica”, etc.
Hanna falleció en el 2001 y Barbera en el 2006. Esta pareja tan creativa nos dejó tal cantidad de cortos que hoy sigue divirtiendo a públicos de todas las edades, tal como lo gozamos los mayores. Los invito a disfrutar del corto “The Cat Concerto”, que ganó el Oscar al mejor cortometraje animado en 1946. Como es costumbre, solo hagan clic abajo.
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com