días de periodismo

Gene Tierney en el recuerdo

Cuando en octubre de 1965 Panamericana Televisión iba a realizar su relanzamiento (pasaba del Canal 13 al Canal 5), con una serie de mejoras tecnológicas, invitó a la celebración a una nutrida delegación de artistas de Hollywood, México y Argentina. Entre las celebridades estaba Gene Tierney, la inolvidable Laura en el filme de Otto Preminger, con la que tuve la ocasión de conversar tranquilamente en el restaurante El Mesón de la Plaza de Acho, mientras que mis colegas iban detrás de figuras jóvenes, guapas y esculturales como Angel Thompkins, Ina Balin y Diana McBain.

Tal vez por considerar – y con toda razón- que lo que me dijera no tendría la repercursión que produciría si estuviese hablando con el representante de un medio periodístico de su país, la actriz me contó del drama de tener una hija discapacitada. Realmente, no recuerdo haberle preguntado sobre este tema, pero ella habló de Daría – la mayor de dos hijas que tuvo en su matrimonio con el diseñador de modas Oleg Cassini- mientras sus hermosos y algo achinados ojos adquirían un brillo mayor a causa de las lágrimas que pugnaban por saltar, y yo no sabía qué hacer.
Ahora, transcurridos 48 años, pienso que Gene Tierney me habló con la sinceridad que uno se dirige a un amigo tal vez porque necesitaba desahogarse. Me contó que, cuando estaba embarazada, fue a ver un partido de tenis y que, entre los admiradores que se le acercaron a pedirle un autógrafo, estaba una mujer que irresponsablemente había abandonado la cuarentena ordenada por los médicos a causa del sarampión, y así fue que Daría nació prematuramente, pesando un poco más de un kilo…y, para mala fortuna, sorda, parcialmente ciega y con severo retardo mental.
Pepe Ludmir-  quien era el que se había encargado de invitar a todas las celebridades de Hollywood, a pedido de Panamericana Televisión-se acercó a nosotros e invitó a la actriz a unirse a un grupo en el que se encontraba Carito, la hija del presidente Fernando Belaunde Terry, para presentarla. Así se cortó el diálogo.
Gene Tierney 18.10.65
                                                           Gene Tierney, Pepe Ludmir y Alfredo Kato (octubre de 1965)
Si bien la carrera cinematográfica y teatral de Gene Tierney fue muy exitosa, no se puede decir lo mismo sobre su vida privada porque, además del drama de Daría – quien falleció en el 2010, diecinueve años después de la muerte de su madre- tuvo dos grandes decepciones amorosas. En 1946, cuando filmaba “El Castillo de Dragonwyck”, un joven John F. Kennedy visitó el set y comenzó a cortejar a la hermosa y famosa actriz. Sin embargo, tras un romance que duró un poco más de un año, él le dijo que no pensaba casarse con ella a causa de sus ambiciones políticas.
Cuatro años después, ella viajó a Europa a filmar “Personal Affair” y conoció al príncipe Ali Khan, quien había estado casado con Rita Hayworth, y realmente se enamoraron. Sin embargo, la pareja no contaba con que el padre del príncipe, Aga Khan III, se iba a oponer hasta el extremo de amenazar con quitarle el título nobiliario y su fortuna. El Aga Khan III, que se había casado cuatro veces, no quería “otra artista de Hollywood en la familia”. Y fue entonces que Gene Tierney comenzó a tener problemas mentales. Grace Kelly tuvo que reemplazarla en el rodaje de “Mogambo”.
La actriz fue internada en una clínica y sometida a una serie de electro-shocks. Después ella acusaría que lo único que habían conseguido era borrarle parte de su memoria. La convencieron para que siguiera un nuevo tratamiento en otra institución y fue así que, como parte de la terapia, le sugirieron trabajar como vendedora de ropa en una tienda de departamentos de Kansas. Creyeron que nadie se daría cuenta de que se trataba de la famosa estrella de cine. Una señora la reconoció y la prensa no dejó de molestarla. Fue por entonces que se casó con el petrolero W. Howard Lee.
Una anécdota final: cuando Gene Tierney comenzó a destacar en Broadway, Darryl F. Zanuck – el jefe máximo de la 20th Century Fox. viajó desde Hollywood hasta Nueva York para verla en la obra “The Male Animal” y después pidió a su asistente que anotara su nombre. Esa misma noche, Zanuck fue a un centro nocturno y, al ver en la pista de baile a una hermosa joven. le dijo a su secretario: “Olvida a la chica del teatro y anda a ver si logras firmar con esa” y señaló a Gene Tierney. Esta hermosa y gran actriz falleció el 6 de noviembre de 1991. Le sobrevive su hija Christina Cassini (65).
Si desean ver alguna de sus películas, les sugiero que busquen “Laura” (les aseguro que ustedes también se enamorarán del personaje que encarna Gene Tierney) y “Tempestad sobre Washington” de Otto Preminger, “Que el Cielo la Juzgue” de John H. Stahl, “La Ruta del Tabaco” de John Ford, “El Diablo dijo No” de Ernst Lubitsch, “Siniestra Obsesión” de Jules Dassin, “La Venganza de Frank James” de Fritz Lang, “El Filo de la Navaja” de Edmund Goulding, etc. Les dejo un breve video sobre la actriz que nos visitó un día dejándonos un grato recuerdo. Por favor, hagan click abajo:
Powered by WordPress | Designed by Elegant Themes Copyright© 2012 AlfredoKato.com